• May 2022
  • 10 min read

Como evitar el desperdicio alimentario en el hogar

Como evitar el desperdicio alimentario en el hogar – mylagro

Como evitar el desperdicio alimentario en el hogar

Play episode

En muchas ocasiones, no tener una buena planificación del menú semanal, o simplemente comprar más alimentos de los que se van a consumir, lleva a un desperdicio alimentario en el hogar innecesario. Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación,  sólo en 2020 se desperdiciaron en España un total de 1.363 millones de kilos de comida, de los que más de mil millones fueron productos sin utilizar y 324 millones alimentos ya preparados.

Esto significa que, de media, cada persona tira a la basura 31 kilos de comida al año. Entre los productos que más se desechan tras su compra está la fruta, seguido de las verduras y hortalizas. ¿Por qué este desperdicio alimentario y cómo evitarlo?

Diversos estudios ponen de manifiesto que es durante los meses de verano cuando este desperdicio es mayor. Las altas temperaturas hacen que los productos pierdan antes sus cualidades y se opte por desecharlos. Pero no es el único factor. Este despilfarro de alimentos se produce a lo largo de todo el año convirtiendo a España en el séptimo país europeo que más alimentos tira a la basura.

Una mayor concienciación es, sin duda, más necesaria que nunca ante las dimensiones que están alcanzando los niveles de desechos. Junto a esto, seguir una serie de buenas prácticas contribuirá a un consumo responsable y a una reducción del desperdicio de alimentos.

Compramos más de lo necesario

Diversos estudios apuntan que alrededor del 90% de las compras que se realizan están determinadas por un impulso, por las emociones y por los hábitos. Factores internos y externos, como la disponibilidad, la asequibilidad, o las necesidades, influyen en las compras.  Pero, cada vez más, los hábitos de consumo cambian y los estímulos a los que estamos sometidos hacen que, en muchas ocasiones, compremos más de lo que realmente consumimos.

La planificación es clave

Sin duda, una buena planificación contribuirá a comprar los alimentos necesarios y a seguir mejores hábitos alimenticios priorizando la compra y el consumo de productos saludables, apostando por frutas y verduras de km 0. Además de planificar las compras, planificar un menú semanal también influirá para que compremos solo aquellos productos que sabemos que vamos a necesitar.

Doble ventaja “del campo a la mesa”

Decantarse por la compra de frutas y verduras frescas, comprar frutas y verduras de km0, ayudará a una mayor conservación, durante más tiempo…¿Sabes por qué? Si acortamos la cadena alimentaria, es decir las etapas y las diferentes manipulaciones entre la cosecha y la entrega al consumidor, no sólo reducimos la cantidad de intermediarios sino también mantenemos en óptimas condiciones la textura del producto, su forma y hasta su sabor.

Pero no sólo encontramos ventajas en la calidad del producto sino también en el precio final ya que al incluir menos intermediarios “del campo a la mesa”, esto se verá repercutido en menos costes adicionales en el precio final de producto fresco. De allí la doble ventaja (en calidad y en precio) cuando decimos “productos frescos directamente del campo a la mesa”.

Tiempo de conservación

Al disfrutar de unas frutas y verduras de proximidad, podrás beneficiarte de productos que no han sufrido procesos de tratamiento químico para optimizar su conservación. La obtención de un buen producto fresco depende de varios criterios:

– el desarrollo de la planta en un suelo rico en nutrientes -no siempre es el caso debido a la tierra cada vez más pobre, debido a la erosión-,

– la elección de una variedad que tenga un buen sabor y textura (a veces a costa de su forma y apariencia – los supermercados nos han mal educados en ver productos frescos homogéneos en los lineales cuando la naturaleza no es perfecta y tienes que aceptar que el sabor o la calidad de un producto fresco no depende de su tamaños ni tampoco de su peso).

– muy pocas horas  entre la recolección de la verdura hasta su procesamiento: lavado, secado, cortado, preparación en agua hervida para su posterior tratamiento y envasado. Es un punto que destacan mucho las empresas que venden verdura congelada ya que los nutrientes se mantienen en su estado óptimo.

– pocas horas de almacenamiento del producto, añadiendo así menos gases – temperatura controlada – para alargar su conservación.

– las etapas de manipulación: cuanto menos manos haya tocado el producto, mejor se mantendrá su estado original.

Tiempo de maduración

En el puesto de verduras de tu mercado o de tu supermercado o tienda de proximidad, verás que te recomiendan “usar guantes antes de comprar la fruta y la verdura”. Recuerda que tanto la fruta como la verdura son alimentos “perecederos” y tienen una vida limitada y cuanto “menos toques directamente con las manos el producto fresco” (se dice en el sector : “cuanto menos se manipule”) más medidas estarás tomando para “alargar su vida” y optimizar su conservación.

Ejemplo del aguacate y de los cítricos

Los aguacates pueden tardar meses en madurar en un árbol, pero una vez recolectados, este proceso puede reducirse a unas 3 o 4 semanas. Sin embargo, la fruta verde madura puede conservarse de una a cuatro semanas, dependiendo del estado de madurez y condiciones.

El plátano es un producto que sigue madurando una vez se ha cosechado, pero debe recolectarse cuando aún está verde y permanecer almacenado a 14 grados centígrados. Sin embargo, productos como el melón pueden guardarse hasta 21 días a temperaturas entre los 2,2 y los 5 grados centígrados. Dicho todo esto, en condiciones normales, las naranjas pueden aguantar de media de 15 a 30 días. Las mandarinas tienen un periodo de conservación algo menor, de 10 a 20 días.

Algunos apuntan que lo más óptimo es entregar la fruta un máximo de 8 a 12 horas después de recolectada. Si bien este plazo es muy breve, la conservación debe hacerse bajando la temperatura de la fruta a 5 o 2 grados y proceder a su embalaje para enviar al cliente o almacenar en un lugar bien acondicionada.

Cómo conservar mejor las frutas y verduras en la nevera

Tan importante es la gestión que realiza el productor desde que recolecta los productos en su huerta hasta que los pone en manos del cliente, como la forma en la que este los conserva hasta el momento de consumirlos.

Cuando los productos frescos necesitan estar guardados en la nevera, es importante separar siempre frutas y verduras. Además, hay que tener en cuenta que algunas verduras como las judías, las acelgas, la lechuga o el brócoli deberán ir en los cajones inferiores de la nevera ya que los protegen del frío directo a una temperatura entre 8 y 10 grados.

Es importante lavar únicamente aquellas frutas y verduras que realmente lo necesiten. Como espinacas o acelgas que puedan contener restos de tierra. Es importante secarlas bien antes de meterlas en la nevera ya que el exceso de humedad hace que se pudran antes.

Hortalizas como la berenjena o las espinacas se deben guardar en un cajón y en bolsa de plástico perforada.

Otros productos como las setas y los champiñones es mejor que estén siempre dentro de un recipiente con papel seco y absorbente debajo.

Un aspecto clave en esta ordenación de las frutas y verduras, es fundamental tener en cuenta si tenemos frutas y hortalizas climatéricas o no dado los efectivos que producen como son la manzana, la pera, el kiwi o el tomate.

Cuando las frutas y verduras maduran, liberan etileno al aire y  también aceleran la madurez de aquellos otros productos que están a su alrededor. Por eso, hay que intentar no mezclar variedades que produzcan etileno ya que así no influirá en su proceso normal de maduración.
Pero si, a pesar de estos consejos, tienes en tu nevera o despensa frutas o verduras que han empezado a madurar más de la cuenta, siempre puedes optar por congelar, o bien aprovechar para hacer macedonias, confituras o patés. Siempre hay una buena opción para evitar desperdiciar alimentos y aprovecharlos de mil maneras diferentes.

Consumers

Related Articles

Sustainable farming

Riego sostenible para una agricultura que respeta el planeta

Riego sostenible para una agricultura que respeta el planeta El uso de agua empleada para el re...

  • Sep 2022
  • 4 min read
Consumers

Cómo comprar alimentos directos del agricultor

Comprar frutas y verduras ecológicas es posible con las herramientas que nos ofrecen las nueva...

  • Sep 2022
  • 4 min read
Consumers

¿Cuáles son las frutas y verduras que más se consumen en verano en España?

Las frutas y verduras ecológicas son una parte esencial en cada rincón del mundo. Cada país...

  • Sep 2022
  • 5 min read