• may 2022
  • 8 min. lectura

Cómo ahorrar comprando frutas y verduras online

Cómo ahorrar comprando frutas y verduras online – mylagro

Cómo ahorrar comprando frutas y verduras online

Play episode

La subida de precios al consumo está afectando a miles de hogares que cada vez tienen que hacer más malabarismos para llegar a fin de mes. Se trata de algo que afecta a prácticamente todos los productos y, cómo no, los del sector de la alimentación no son una excepción.

Según los últimos datos publicados por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el pasado mes de febrero, el precio de algunos productos básicos experimentó una importante subida. En el caso de la fruta fresca, el precio aumentó un 3,8%, algo que no se ha dado igual en todas las comunidades ya que Aragón, Castilla La Mancha, Navarra y Andalucía han sido en las que más se ha notado este incremento. En el lado opuesto de la balanza, Madrid, Galicia, Canarias, Cantabria, Ceuta y Melilla también sufren este aumento de precios, aunque en menor proporción.

Esto está llevando a muchas familias a dejar de comprar determinados productos que son esenciales para seguir manteniendo un estilo de vida saludable. Maximizar el presupuesto que los consumidores tienen para su cesta de la compra es importante, de ahí que, en un contexto como el actual, elegir bien los productos que compramos, y cómo hacemos la compra, sea fundamental.

De la granja a la mesa: el precio por kilo hasta 1000 % más caro

Los precios pueden variar mucho de un establecimiento a otro, pero también su calidad. Eliminando intermediarios se consigue obtener productos de proximidad, más económicos y saludables. Según los datos que maneja COAG, la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas, el precio de los alimentos desde su origen en el campo hasta que llega al consumidor se multiplica por cinco. La patata se erige como el producto que más se encarece desde que sale del agricultor y llega a manos del consumidor, pasando de 0.10 euros el kilo a 1,17. En total, un 1070% más. La lechuga, el brócoli, la naranja o las berenjenas siguen, como tantos otros productos, la misma tónica.

Precio justo al productor

En mylagro, las cestas de frutas y verduras o las verduras que compres tendrán el precio indicado por el productor y a este precio, tendrás que añadir únicamente los costes del transporte, sin necesidad de añadir costes de los intermediarios. Seguramente pensarás, es el mismo precio que pago yo en el supermercado. Puede que sea el mismo precio, sin embargo te garantizamos que estarás pagando el precio justo al productor y no lo contrario, como suele suceder en las tiendas de barrio, de proximidad y cadenas de supermercado.

Ahorrando con cestas y menos desperdicio alimentario

Como ya hemos comentado en anteriores posts, comprar frutas y verduras de temporada no sólo contribuye enormemente a nuestra salud gracias a sus propiedades nutritivas. También constituyen una forma de contar con productos saludables y de calidad a buen precio. Los agricultores con los que trabaja mylagro  cuentan con una amplia variedad de frutas y verduras de calidad. En esta oferta, los productos de temporada son una buena opción para disfrutar de ellos y a un precio económico.

Pero también ponen a disposición de los clientes cestas de frutas y verduras con múltiples variedades a las que los usuarios de la plataforma mylagro pueden suscribirse para recibirlas puntualmente. Con ello, también se consigue un ahorro importante ya que la cesta incorpora una cantidad determinada de productos que evita en muchas ocasiones el desperdicio de alimentos.
Por ejemplo, la cesta que combina solo fruta, lleva una cantidad de distintas frutas, con lo que el usuario no necesita comprar un kilo de cada variedad que luego se acaba desperdiciando. No desperdiciar alimentos también es otra forma de ahorro.
Con estas opciones, mylagro facilita a los consumidores disfrutar en sus mesas de productos de calidad, directamente de las granjas con las que trabaja, a tan solo unos clics.

Comercio electrónico en España

En los pequeños pueblos es algo más fácil comprar frutas y verduras directamente al productor, pero en las grandes ciudades no resulta tan sencillo. De ahí que cada vez más consumidores se adentren en Internet para poder llegar hasta estos agricultores. En España, la compra online de alimentos creció el pasado año un 2,4% en comparación con 2019, antes de la pandemia, tal y como señalan desde Kantar.

Superadas las barreras de vender frutas y verduras en Internet, el crecimiento de la oferta online ha llevado a que, solo durante el primer año de pandemia, en 2020, la demanda de estos productos creciera a triple dígito.

Según recoge la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) en su ‘V Observatorio de Comercio Electrónico en Alimentación’, casi un 30% de los usuarios encuestados en este estudio empezó a comprar frutas y verduras online durante la pandemia.

Un hábito que se mantiene y sigue creciendo día a día. Y es que, cada vez son más los usuarios que deciden realizar sus compras online, así como los que no solo acuden a tiendas físicas para llenar su cesta. La diversificación en las compras buscando la forma de maximizar el monedero es una tendencia al alza.

Cada vez más personas apuestan por la facilidad de comprar frutas y verduras online, de calidad, proximidad, sin intermediarios y, como resultado, más económicas. ¿Te animas a conocer mylagro?

Consumidores

Artículos relacionados

Consumidores

Como evitar el desperdicio alimentario en el hogar

En muchas ocasiones, no tener una buena planificación del menú semanal, o simplemente comprar...

  • May 2022
  • 11 min. lectura
Nuestros Productores Consumidores

Las ventajas de consumir cestas de frutas y verduras a domicilio

Los consumidores cada vez son más conscientes de los beneficios que les aporta el consumo de f...

  • May 2022
  • 9 min. lectura
Nuestros Productores

Compra tu producto fresco directamente al agricultor

Ahorrar costes se ha convertido en uno de los principales objetivos de los negocios hoy en día...

  • May 2022
  • 7 min. lectura